Farmacia Huelva Paus verono

Operación Mazapán: Consejos para recuperar tu peso después de las fiestas

Enero ya está aquí y las fiestas de Navidad se han dejado notar. Seguro que has disfrutado de tus amigos y de tu familia tanto como nosotros, que has reído, bailado, bebido… y comido. Quizás un poco demasiado de todo.

Ahora que tenemos que volver a la rutina y tenemos que conseguir que vuelva a cerrar el botón del pantalón, queremos ayudarte con unas pautas nutricionales que sin duda te ayudarán muchísimo en tu vuelta a la vida sana. ¡Mira que junio está a la vuelta de la esquina!

Para que la Operación Mazapán no se te junte con la Operación Bikini, vamos a compartir contigo el gran secreto de la pérdida de peso que hemos aprendido después de años de atención al público y de trabajo diario con la salud: el secreto para perder peso es que no hay secreto.

Así de fácil. Y de difícil.

Porque para perder peso y llevar una vida saludable las instrucciones son sencillas. Todos las conocemos bien: ingerir alimentos nutricionalmente ricos y equilibrados, y quemar más calorías de las que comemos al día. Dicho de otra forma: que salgan más gallinas de las que entren.

Ahora bien, la parte complicada es elegir qué comer y cuándo comerlo para asegurarnos de que no nos falte ningún nutriente. Para ello, un punto básico y fundamental es la planificación. Organizar con antelación un calendario de comidas nos ayudará a evitar las tentaciones del momento, a comprar con más sentido común (con lo que además ahorraremos dinero en la cesta de la compra), y a saber de antemano qué vamos a tener cada día.

Una buena planificación de comidas nos permitirá equilibrar bien los nutrientes, de forma que nuestra dieta esté siempre compensada.

En este punto es cuando muchos eligen buscar la ayuda de un profesional de la nutrición. Un dietista se encarga de hacer esta planificación de alimentos por nosotros, eliminando la incertidumbre de elegir y buscar qué comemos. Un nutricionista simplifica el proceso y nos ahorra mucho tiempo. Al fin y al cabo, perder peso es un camino muy largo y difícil. ¡Cuanta más ayuda mejor!

Hay una cosa importante que debemos tener en cuenta: los complementos para perder peso son eso, complementos. Aunque puedan ayudarnos, no debemos confiar ciegamente en ellos: sólo funcionarán si estamos haciendo la otra mitad del trabajo.

Lo mismo sucede con las cremas anticelulíticas: por sí solas, poco pueden hacer pero si las combinamos con dieta y ejercicio agradeceremos el resultado.

No hay fórmulas mágicas. Si queremos perder peso de forma saludable deberemos comer de forma saludable y hacer ejercicio mínimo tres veces por semana. Sólo así conseguiremos que nuestro cuerpo pierda grasa, es decir, la energía acumulada que le sobra.

La hidratación también jugará un papel muy importante en nuestra nueva forma de alimentarnos. Tomar el agua que necesitamos, bebida o a través de frutas y verduras, nos ayudará a filtrar correctamente, a drenar y a eliminar lo que no necesitamos.

¿Debemos eliminar por completo los hidratos de carbono? No hace falta. Aunque hay dietas que sí lo hacen, otras no, y todas pueden funcionar si se hacen bien. La clave está en comer “hidratos buenos” en lugar de “hidratos malos”. Es decir, olvídate de la bollería industrial y de los caprichos. Los hidratos de absorción lenta, como los provenientes de los cereales, te proporcionarán una mejor sensación de saciedad durante más tiempo.

También debes tener en cuenta que, aunque el aceite es parte importantísima de nuestra cultura gastronómica, no es buena idea abusar. Aprender a utilizarlo en su justa medida es clave, sobre todo en nuestra cocina.

Las frutas y las verduras serán tus aliadas, sí, pero tendrás que aprender cómo cocinarlas por dos motivos. El primero, que comer siempre lo mismo es aburrido y hace que las dietas se vuelvan cuesta arriba. El segundo, que un correcto cocinado conserva mejor las propiedades de los alimentos y es “más correcto” nutricionalmente hablando cuando queremos perder peso. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que de nada sirve comer ensalada cada día si después de añadirle todos los condimentos y de aliñarla tiene más calorías que un Big Mac (entiéndase la broma).

Así que ya sabes, ponte manos a la obra: cada comida cuenta. Los grandes caminos no se hacen en un solo día sino que requieren de muchos pequeños pasitos. ¡Ponte en marcha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>