Copia de Huelva Farmacia Paus Wordpress celulitis

¿Cómo combatir los piojos?

Llega septiembre y con él la vuelta al cole. No queda otra: toca coger los libros y regresar a la batalla diaria.

Con más ilusión que los profesores les esperan otros grandes amigos de los niños: ¡los piojos! Estos molestos parásitos se frotan las patitas esperando que nuestros pequeños incautos vuelvan al patio del colegio. ¿Estás preparado para afrontar lo que viene? ¡Sigue leyendo y descubre cómo combatirlos!

Farmacia Paús El Molino Huelva 24 horas farmacia de Guardia

Lo primero que debemos tener claro es que no hay un método infalible para prevenir la aparición de piojos. Como diría aquel, cuando tienen que venir, vienen. Si hay un brote en la clase de nuestro hijo, lo más probable es que los piojos lleguen también a casa. Eso sí, podemos estar pendientes y atajar la infección lo antes posible.

En edades piojiles los niños son niños y, por mucho que les digamos, es muy difícil controlarles. Aún así, podemos insistirles con una serie de pautas para que eviten, en la medida posible, que hagan nuevos amigos de seis patas.

Lo primero que debemos procurar es evitar el contacto entre las cabezas. Los piojos tienen una habilidad formidable para saltar de pelo en pelo y colonizar a un nuevo huésped. Hay que evitar, en la medida de lo posible, que esas cabecitas locas entren en contacto (¡Buena suerte!).

Más fácil será conseguir que cada uno use sus propios productos de higiene personal: peines, gomillas para el pelo, toallas… Estos utensilios son vehículos perfectos para que los piojos pasen de un niño a otro. Por muy bonito que sea ese cepillo de la princesa Elsa, ¡es mejor que no lo comparta! Cuidado también con jerseys y prendas de ropa.

Para que haya piojos tiene que haber, necesariamente, pelo. No estamos diciendo que rapes a tu hijo pero sí que el pelo largo favorece la aparición de estos molestos parásitos. Llevarlo corto o recogido hará más difícil que entren en contacto pelo con pelo. ¡Las trenzas son muy bonitas! Y las gorras, y los sombreros… (Pero que no se compartan).

En épocas y edades típicas de piojos será conveniente que revisemos a nuestro hijo después de la ducha, por lo menos una vez a la semana. ¿Recuerdas la lendrera que tenía tu abuela? Rescátala del altillo: será uno de tus mejores aliados en la batalla contra los piojos. Recuerda: los piojos se ven mejor con el pelo mojado.

Por último, lo mejor en estos casos es siempre estar pendientes. Normalmente el colegio avisa en cuanto tiene constancia de que hay una plaga de piojos, pero puede tardar unos días en darse la alarma. Si estamos prevenidos y alertas, podremos controlar la infección tan pronto como veamos los primeros visitantes.

En cuanto a los repelentes de piojos, su uso continuado está desaconsejado incluso por algunos fabricantes porque pueden resecar el cuero cabelludo y producir eccemas. Para disuadir (o al menos intentarlo) a los piojos de atacar el pelo de nuestro hijo es mejor usar acondicionadores y colonias que hagan el pelo menos atractivo para estos parásitos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>